Efecto de la terapia médico nutricia en infradiálisis a causa de un acceso disfuncional en enfermedad renal crónica terminal

Autor: Gutiérrez Moguel Nelly Victoria

Resumen

Introducción: en la enfermedad renal crónica (ERC) terminal o fase de uremia avanzada, el único tratamiento posible es la terapia sustitutiva (hemodiálisis, diálisis peritoneal o el trasplante renal). En el caso de la terapia sustitutiva, la dosis de diálisis es un buen marcador de diálisis adecuada no solo como un factor aislado sino que influye en la corrección de la anemia, en el estado nutricional y en el control de la tensión arterial, entre otros. Caso clínico: paciente femenina de 65 años de edad con diagnóstico de enfermedad renal crónica por nefroangioesclerosis. En mayo de 2014 le colocaron una fístula arterio-venosa braquio-cefálica izquierda (FAVI) e inició el tratamiento de hemodiálisis en septiembre del mismo año. El nefrólogo tratante propuso iniciar el tratamiento con dos sesiones de hemodiálisis (210 minutos por sesión); sin embargo, debido a la formación de hematomas y dificultad para puncionar el acceso, en ese momento sólo era capaz de recibir una sesión por semana. A causa de la infradiálisis llegó a presentar sintomatología relacionada al estado urémico. De igual manera, de acuerdo al score de malnutrición-inflamación (MIS) la paciente presentaba un diagnóstico nutricio de desgaste energético proteico grave, por lo que la intervención nutricional inicial tuvo como fin evitar la depleción muscular, controlar la ganancia de peso interdialítica y la acumulación excesiva de compuestos nitrogenados en sangre debido a la infradiálisis. En diciembre de 2014 es hospitalizada debido a falla cardiaca aguda y neumonía. A partir de enero de 2015 la paciente comienza a recibir dos sesiones de hemodiálisis por semana con FAVI funcional. Se le realiza calorimetría indirecta, impedancia bioeléctrica vectorial y DXA. De acuerdo a los resultados obtenidos en dichos estudios y sus parámetros bioquímicos se le brinda una nueva intervención nutricional. Al final de las intervenciones se observa en la paciente una mejoría en los parámetros bioquímicos, antropométricos y en las ganancias de peso interdialíticas. Conclusión: la nutrición es fundamental para el adecuado manejo médico de los pacientes con ERC, ya que permite en algunas ocasiones retardar el progreso del daño renal o bien, ayuda a controlar la acumulación de compuestos nitrogenados en sangre.

Palabras clave: Adecuación de diálisis hemodiálisis desgaste proteico energético síndrome urémico.

2018-03-06   |   1,062 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 1 Núm.1. Enero-Abril 2018 Pags. 45-49 Rev Mex Nutr Ren 2018; 1(1)